Materiales de siempre con técnicas recuperadas y sostenibles.

Nos sorprende la fachada ondulada del edificio Interims Audimax en la Universidad Técnica de Munich en Alemania.

Es diferente, elegante y con un toque de sofisticación que le aportan las ondas y esa textura rayada y heterogénea que crea un bonito efecto visual de tono plateado con la incidencia de la luz. Pues bien, aunque el material puede parecer algo innovador, no lo es, pues estamos hablando de madera.  Madera de Abeto concretamente. Sin embargo, el resultado tan sorprendente responde a una técnica muy antigua y altamente sostenible que al parecer se dejó en el olvido, arrinconada por la llegada de los plásticos, pero que se vuelve a recuperar y a entrar en juego.

Abeto carbonizado, concretamente digamos al estilo japonés, pues la técnica que quemar la madera que se realizaba con fines protectores  procede de Japón.

campus garching munich

Este artículo, lo encontramos en Maderea.es y lo reflejamos tal cual, porque nos parece más que interesante y aplicable no sólo a obra nueva de edificios públicos (por suponer al fin y al cabo, las actuaciones más atrevidas e interesantes en el mundo de la arquitectura), si no también la vemos muy aplicable al mundo residencial.

Imaginamos desde el estudio, interesantísimas viviendas unifamiliares con un toque de esta madera carbonizada.  O, incluso en obras de Rehabilitación,  reformas e interiorismo.

Ahora sólo nos falta investigar precios y empresas especializadas en llevar a cabo este tratamiento.

¿para qué se utilizaba?…te lo contamos a continuación y te sorprenderán las caraterísticas y cualidades que aporta a la madera.

Además, y como curiosidad en el Norte de  España lo aplican algunos pastores en los vallados de madera, quemandolos superficialmente para reducir el riesgo de ataques bióticos y abióticos.

Técnica japonesa que quema la madera para protegerla:

shou sugi ban maderaLa madera ofrece unas condiciones excepcionales en la fabricación de diferentes productos y en la construcción sin embargo, hace hace más de 4 siglos cuando todavía no existían técnicas avanzadas para la fabricación de elementos de madera que resistiesen de forma durable condiciones adversas, como su ubicación en zonas costeras, los japoneses encontraron una solución; quemarla antes de su instalación.

Los carpinteros japoneses buscaban una solución para el uso de madera mejorando su durabilidad y dando un nuevo aspecto de belleza, sobre todo para mejorar la resistencia de la madera en zonas costeras donde el salitre y la humedad estropeaba anticipadamente dicha madera.

Así nació una técnica llamada “Shou – Sugi – Ban” en japonés (焼 杉 板) y se traduce literalmente como “tablero de cedro quemado”.

Esta técnica se compone de tres pasos:

1- Se unen tres tablas largas haciendo una forma triangular con un material resistente a la combustión y se introduce combustible en el interior. Se inicia la combustión para que se queme la madera en el interior de ese triángulo.
2- Pasados entre 7 y 10 minutos o cuando la madera ha sido carbonizada en 3-4mm de espesor se separan las tablas y se frena la combustión con agua, dejándola enfriar.
3- Se cepilla y lija la cara carbonizada y se aplican productos naturales como aceites que la protejan.

tecnica japonesa quema madera

tecnica japon quemar madera

Esta técnica dejó de utilizarse hace unos 100 años con la llegada de los plásticos y otros revestimientos, no sólo materiales nuevos que han sustituido a la madera sino también con las mejoras y la investigación en productos que han mejorado las propiedades de la madera. Sin embargo, la técnica Shou sugi ban ha vuelto a utilizarse en los últimos años ya que ofrece belleza y protección y numerosos beneficios como:

Reducción de costes; esta técnica supone menos costes que la aplicación de productos, no sólo en el valor de dichos productos sino en la labor de aplicación

Acelera los tiempos de construcción , ya que la madera no necesita ser tratada o pintada después de su instalación.

– La capa de carbón protege la madera de los rayos UV y la intemperie. Esto significa quela madera no sufre ni varía su aspecto y puede durar más de 80-100 años sin mantenimiento. Esto supone una garantía de durabilidad de la estética y la integridad estructural además de ahorro en gastos de mantenimiento.

– La capa de carbón hace a la madera resistente frente a insectos y plagas. Agentes xilófagos como las termitas odian la madera carbonizada por lo que evita que éstas le afecten.

– Por último es un proceso natural, sin uso de productos químicos, no es tóxico y reduce el impacto ambiental.

shou-sugi-ban-pared madera

Este tratamiento es laborioso pero sus posibilidades están extendiendo su uso en occidente. Se puede utilizar en diferentes especies y está en proceso de industrialización con sopletes para el quemado, además dependiendo del tiempo de exposición a la llama, la forma en la que se cepilla y se trata, el aspecto final varía en diversos tonos y acabados.

acabados shou-sugi-ban

 

 

 

Materiales de siempre con técnicas recuperadas y sostenibles.Noelia Martínez Rodríguez
07

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *